Culture of Peace to drive social change

Tag Archives: Singularity

Pasión y compasión

Pasión y compasión, es algo que se pone en el centro de la obra para afirmar que éste tiene dos sujetos. Esto es, la figura anticipada y la imagen permanente del desenlace de la historia. O bien, una verdadera representación magnífica que comparte el sufrimiento y el amor. De hecho, la presencia de la reina en el contexto, subyace en el trasfondo de la escena, tras la apariencia externa y visible de la obra revelada. Es un título expresado en voz pasiva, aunque acoge con un “sí” personal los proyectos de la pasión, sin reservas y sin sombras. No obstante, como el título de reina no sustituye al de madre, su realeza sigue siendo una consecuencia lógica de su peculiar misión materna. Es decir, en la forma imaginativa característica de la fantasía popular, se podría decir que; desde la perspectiva del nacimiento de su hijo, antes de ver la luz, nos trae la luz de la narración. Esta mención es el desenlace de Aquel que dejándose herir por la corona de espinas, toma la oveja sobre sus hombros y la lleva a casa. De este modo, vemos que la imagen del dolor es una verdadera imagen limpia, en una sociedad que sacrifica al hombre por otros fines e intereses. Por ello, sobre todo, con el alma y con los ojos de la madre, se manifiestan amorosamente los misterios de nuestra libertad. En suma, nadie como ella, en su riqueza vivencial, expresa plena y explícitamente pasión y compasión;

resplandor del mundo, desde siempre y para siempre.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 70 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay. 

En camino al desierto

En camino al desierto andaba errante, sin apegarse a los bienes que la tierra ofrecía. Era tan grande la distancia hasta Egipto, que el camino, escabroso y desconocido, tuvo que durar muchos días. Por lo que, cada uno considere cuánto sufrió tan tierna doncellita, no acostumbrada a semejante viaje. De manera que su corazón amante, fue como un espejo en donde se reflejaban los dolores de su fruto. Pues ¿acaso tenía consuelo con el amor en brazos y a la vista de sus sufrimientos? Ciertamente que no; porque el mismo efecto que padecía, era la causa de su dolor. Lo mismo que cuanto más se ama una cosa, más se siente perderla. Por tanto, para comprender cuánto fue su dolor, sería necesario comprender cuánto era el amor que le tenía. Pero ¿quién puede medir semejante amor? Si bien, inmenso es el amor, inmenso también tiene que ser el dolor de perderlo. Al fin y al cabo, quien nace ciego poco siente no ver la luz; pero quien pierde la vista durante algún tiempo, siente más la ceguedad. En consecuencia, tan grande era su apego que no tenía suelo permanente. O bien, en términos prácticos; injusto es verla herida en el corazón, y, en cambio, encontrarse uno ileso. En virtud de ello, el que desea sentir alivio en los sufrimientos de la vida, la contempla con frecuencia en camino al desierto. Así, abriendo el corazón a la confianza;

nace la verdadera lágrima, con absoluta gratitud.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 59 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay. 

 

Hija, Madre y Esposa

Hija, Madre y Esposa, enséñame a callar cuando deba ser prudente para que lo que pronuncien mis labios esté en mi mente y en mi corazón. Rosa mística que creces entre las más punzantes adversidades y haces florecer la caridad en la primavera del mundo, no permitas que caiga en la afrenta común. Espejo de justicia en la fidelidad, la perfección y la bondad que, comparada con la luna, reflejas en el día todas tus virtudes. Paloma sencilla, hermosa y amiga, amante de la soledad en este mundo, conmovida por sus miserias y mediadora de la paz. Madre sin corrupción, abogada del amor y ejemplo de humildad y de paciencia en todos tus pensamientos, palabras y obras. Vid, humilde a los ojos del mundo, siempre fiel y apoyada sobre tu amado, tú que creces en altura al árbol al que te arrimas. Pues, tanto le amas que de día y de noche estás pensando siempre en Él, y solo procuras complacerle en todo lo que puedes. Justo es entonces que, sin tener nada propio ni considerados los méritos tuyos, te entregues sin volver la vista atrás;

en el alma, en el cuerpo y para el interés común.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 6 escrita por Carmen Rafecas. Imagen de la Basílica de la Sagrada Familia. Todos los derechos reservados. 

 

La segmentación de mercados

La segmentación de mercados nos permite conocer mejor quienes son nuestros futuros clientes, dónde están y por qué pueden estar interesados en nuestro producto o servicio. Con frecuencia el comprador y la persona que utilizará el producto o servicio no será la misma. En consecuencia, es necesario analizar a las personas que intervienen en el proceso de compra para saber a quién hay que convencer. Se tratar de demostrar que existe un mercado suficiente para el producto o servicio que queremos comercializar.

Para identificar las variables de segmentación de mercados, la forma más sencilla es distinguir entre criterios generales-objetivos (comunes a toda la población), específicos-subjetivos (orientados a nuestro producto o servicio), específicos-objetivos (aportan información cuantitativa) y generales-subjetivos (aportan información cualitativa). Asimismo, los clientes potenciales deben agruparse en grupos más o menos homogéneos que compartan características comunes, ya que cada subgrupo va a reaccionar de manera diferente a las acciones comerciales.

Las microempresas con recursos limitados suelen realizar el proceso de segmentación basándose en la información que proporcionan la observación directa, las publicaciones especializadas y los datos estadísticos. En ocasiones también la obtienen a través de entrevistas a expertos en el sector y de algún grupo de discusión. No obstante, con el paso del tiempo se recomienda hacer alguna encuesta a los propios clientes del negocio, con objeto de conocerles mejor e ir avanzando en el proceso de segmentación y especialización.

Post escrito por Carmen Rafecas.

Con gracia singular

Con gracia singular le enviaba su luz y su verdad para que le guiaran hasta su morada. Lo único que les daba fuerza, era la seguridad de estar en el camino justo aún a sabiendas que su vida no dependía de lo preparados que estuvieran. Con el vínculo de la paz, se escuchaban bajo destellos de luz en el cielo con la misma aceptación que a los dones amargos. Y a pesar de que ambos hicieron todo lo necesario y nunca pudieron estar seguros de nada;

un día se fijaron, se miraron y se quisieron.

Post escrito por Carmen Rafecas.

My vision of the Culture of Peace

As independent promoter I am cementing my project with the cornerstone of the culture of peace. Two pillars raised my temple, Event Organizer and Thinker of Culture of Peace. And with my experiences, skills and knowledge, I will be assembling the building. However, in order to progress I need to think, but before thinking, I need to understand my mission and find new meanings.

I start with the main similarity between Event Organizer and Thinker of Culture of Peace. From my point of view both figures are placed in the center, and around them there are different stakeholders with their own interests, but with a common goal. And if the common goal is fulfilled, individual interests become collective. It’s like as a magical moment to remember for a lifetime.

Finally, I link culture and peace. I’m undersanding the values, customs, different ways of being, and standards of behavior, through my expertise as Event Organizer. And also I’m reading, studying and writing as Thinker of Culture of Peace. So, I am placed in the center with my own interest, and with the intention to live magical moments to remember for a lifetime.

Post written by Carmen Rafecas.

Singularidad personal y profesional

Área profesional: Event Organizer. Training, Tech and Growth. Personal brand: menplanner. Página web: menplanner. Tema de especialización: Culture of Peace.

El pasado 9 de agosto de 2014, publiqué mi primera historia con el fin de compartir unas circunstancias aceptadas aunque no deseadas. Mi decisión de evolucionar como persona, y un reto alcanzable con el tiempo que vi desde un primer momento como una oportunidad. A fecha de hoy estoy fascinada por la magia del momento, y aprendo cada día a disfrutar de sus giros inesperados haciendo lo que más me gusta: leer, aprender y escribir sobre la cultura de la paz.

Post escrito por Carmen Rafecas.