Culture of Peace to drive social change

Tag Archives: Reconciliation

Sin que se vea

Sin que se vea, sucede aquí, al ritmo de la música como hechos no explicables por las leyes naturales. Es decir, se advierte un reflejo visible, pero se ignora todo lo que hay en el interior de un domicilio. Lo mismo que podríamos convertirnos por fuera, aunque sino aceptamos los errores por dentro no habrá cambios profundos. Entonces, ¿qué significado tiene este mensaje? Si bien, algunos acontecimientos históricos se manifiestan confusos, en la medida en que se razonan en casos concretos parecen pertenecer hoy al pasado. Pero hay que optar en primer lugar por el presente, puesto que el pasado ya sucedió. En tal caso, ¿qué relevancia podría tener el encausado tras un régimen de ocupación aliado y compartido en Europa? Paradójicamente, bien se propondría su entrega, para después, contrarrestar a la rebeldía que golpearía sin miramientos, según sus previsiones. Por el contrario, Europa mantendría sus elecciones sujetas bajo una fuerte opresión. Y con todo, a pesar del conflicto que se intensifica cada día, de forma pacífica, se puede hacer algo bueno por la comunidad. O bien, dicho en otras palabras, el don de la magnanimidad es más grande que cualquier arma, por lo que el mal en este mundo ya no tiene la última palabra. Así pues, mejor sería alcanzar la reconciliación, la comprensión y el perdón íntimo. Abandonar el pasado y marchar hacia adelante. Sin que se vea;

como música suave que calma por dentro.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 112 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay.

Herida de amor

Herida de amor derrite a los contrarios como la cera ante el fuego, en tanto que se eleva con lágrimas de dolor. Es decir, como estrella que precede al sol, es señal cierta, que pronto le sorprenderá la luz, al alma que se encuentra a oscuras. Lo mismo que los ladrones que van a robar a las casas de noche, huyen despavoridos si les sorprende el día. O bien; como un ferrocarril de cremallera que dispone de ruedas dentadas, guía a sus pasajeros, durante el día con nubes y por la noche con fuego. Pues dicen que el Amor andaba siempre indignado contra los malhechores, porque aún no había nacido su herida. Mas ahora, si ésta se empeña en proteger a sus pasajeros, sella con tiernos labios el fuego de su enojo. Por tanto, ésta herida tiene tal deseo de engrandecer a los más heridos, que ella misma va a su encuentro para acompañarlos. De este modo el lobo se convierte en cordero, y el tigre se vuelve paloma. Pues como norte de fieras diversas, no sólo los ahuyenta, sino que, en consecuencia de la pena, los acoge y los acaricia. Así, les hace comprender que si acercan al Amor y, con copiosas lágrimas le limpian las heridas, pronto sanarán. O en otras palabras: la pena les obtendrá el pasaje de partida, si cambian la ruta. De hecho, para el perdón sólo hay lugar, si se encuentran penas que aliviar. Por lo que, aunque la cura sea molesta y desagradable, herida de amor;

vence al mal, con preciosa humildad.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 50 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay. 

La reconciliación

La reconciliación sostiene la mano de la justicia. Es decir, entregada totalmente a su dueño, basta que con la mano le haga una señal, para que sus ojos estén mirándole atentamente. De tal suerte que no necesita que le diga ni una sola palabra, para cumplir su voluntad. En realidad, la única pregunta que tenía que hacer prudentemente, ya la ha hecho. Por tanto, si se trata de buscar soluciones, no le queda más que ponerse en sus manos y dejar hacer. Así, dócil y humilde, no discute, no replica y obedece, firme hasta el final la actitud del principio. Sin menoscabo de que si alguna explicación es necesaria la dará. Porque si la edad no tiene la exclusiva del éxito, está claro que la persona por experimentada que esté, puede errar perpetuamente. O bien, a efectos prácticos, sin saber lo que podemos, la incitación descubre lo que somos. Lo mismo que en las situaciones adversas se ve cuánto uno ha aprovechado. Y tanto ha aprovechado, cuánto más se ha fortalecido. Así, por el hecho de haber padecido en silencio, puede dar luz a los ojos, restablecer a las personas, e integrarlas a la convivencia comunitaria. Esta es la causa por la que la reconciliación auxilia la mano de la justicia; a imagen de la cautiva, por el amor a su dueño, alegre siempre a la noche, que emplea bien el día. Cuál compañera generosa, en la era de la libertad;

coopera para la restauración de la vida.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 43 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay.

Saber esperar

Saber esperar, en este tiempo, tiene la finalidad de prepararnos para las fiestas de Navidad. De modo que, en forma de contraseña, un mensajero se exhibe delante de nosotros para preparar el camino. Pues, entre las virtudes que se nos exigen, está la de saber esperar con alegría, lo mismo que se alegra el desierto cuando produce flores como el lirio. Así, el mensajero nos viene a decir que no se ha equivocado en el anuncio. En tal caso, lo que importa desde antiguo es la venida del amor, si bien a veces esté envuelto en señales menos comunes y académicas. La razón es la comunicación de su proximidad, al prestar nuestras manos a restaurar, reconciliar y restablecer el llanto y el dolor, en felicidad y dicha. O bien, es la coincidencia humilde de nuestra propia pobreza la que alcanza su mirada. En vista de ello, si observamos la tierna imagen figurativa, hay una gran diferencia en construirla a golpe de martillo, y hacerla por medio de molde. En consecuencia, los que abrazan el molde del divino mensajero, bien pronto son formados y moldeados en el amor, confiando únicamente en la bondad del modelo para llegar a la figura natural. Por el contrario, los escultores que emplean mucho tiempo sobre una piedra dura o un pedazo de madera tosca, les resulta artificial quizá por haber dado mal algún golpe que daña la obra. A fin de cuentas, es importante destacar que no se arroja en el molde más que lo que está fundido y líquido. Es decir, es menester fundir lo viejo y pasado para llegar a ser lo nuevo y actual. En fin, para ver justamente;

lo sensible y lo extraordinario.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 39 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay.

Las palabras de reconciliación

Las palabras de reconciliación dan comienzo a un tiempo de sosiego. En la Ley y en la vida, todas juntas forman una armonía y, todas juntas, deben ser observadas. Reflejos de luz que dejan ver sus rasgos en la alegría de un nuevo renacer. Entretanto, un ancla sujeta en la tormenta, iza los pensamientos de los que sufren para poder sentir el dolor ajeno. Corazones afligidos y humillados, conciliados por una paz que gobierna, sobre la colina de la playa. Congregación que invita al esfuerzo constante de la caridad, en defensa del corazón. Fuego ardiente de amor y amante de sus iguales, que no permite que un mal juicio se le acerque. Por lo tanto, cuando el mar enmudece y el viento se calma, las palabras intercesoras sentenciadas para soportar cualquier contratiempo;

conquistan con el bien, el mal.

Post escrito por Carmen Rafecas.

La mente vacía

La mente vacía, no concentrada en nada útil, se encontraba expuesta a los malos pensamientos solo por el gusto de ver a alguien caer. Pero, como lo que vale para el mal vale también para el bien, sin seguir su consejo se dispuso a gobernarse a sí mismo. En desprecio a la soberbia no temió nunca a sus ataques. Con constancia en el amor colaboró en construir todo lo bueno que se ve. Y sin llevar la cuenta de los delitos;

lo antiguo pasó, y lo nuevo comenzó.

Post escrito por Carmen Rafecas.

En el país de la vida

En el país de la vida puso todos sus esfuerzos al servicio de la paz. Desmarcándose del sentir general y escandalizando a los de su pueblo, le bastaba la fuerza surgida en la debilidad para conciliar a los hombres enfrentados. Que sin ser posible ser juzgados de modo objetivo, al cambiar sus juicios según hablaban del propio pueblo o del enemigo, lentamente comprendió el sentido escondido de sus palabras. Y alegrándose de que tuvieran la vida que deseaban;

lejos de los prejuicios, los amó de corazón.

Post escrito por Carmen Rafecas.

Al despertar la aurora

Su única tristeza era causada por el daño que veían cometer. Basándose en círculos sucesivos de divergencia y convergencia, y tras observar y preguntar en cada circunstancia, el sabio lo comprendió mientras que el prudente logró entender. Teniendo en cuenta que la causa era válida solamente en ese preciso momento, ambos vieron la luz al despertar la aurora. Y perdonaron entonces de corazón, para que el odio no pudiera prevalecer;

justificando así la vida y haciéndola posible.

Post escrito por Carmen Rafecas.

Conèixer i comprendre

En ocasions és millor el silenci que parlar molt i en d’altres una comunicació efectiva pot ser més eficaç que el diàleg. Entendre que hi ha moltes maneres de pensar i creure que es pot viure en pau alleugereix qualsevol situació crítica. Una pau necessària per poder fer justícia, per poder fer política, per poder viure en llibertat i gaudir de la vida en societat.

Penso que un món mes just, més lliure i més pacífic és possible. El més difícil és adonar-se’n. No és suficient decantar-se per un plantejament dualista, cal mirar més enllà per veure-ho amb claredat. I viure en pau amb un mateix, amb els altres i amb l’entorn; deixant de banda el mite del poder. Conèixer i comprendre abans d’intervenir. Conciliar l’avui per reconciliar el demà.

Post escrit per Carme Rafecas