Culture of Peace to drive social change

Tag Archives: Non – violence

Buscar, decidir y agradecer

Buscar, decidir y agradecer. Con estas tres palabras pudo restaurar su estilo de vida, no solo para disfrutarlo para sí, sino para cederlo a los demás. Es decir, en contraposición al principio según el cual tú me das una cosa a mí y yo te doy una cosa a ti, sus relaciones se inspiran en el amor gratuito. Por ese motivo, distingue una relación comercial, interesada solo en la ganancia, de una relación personal preocupada también por la persona. Pues, en realidad, estos dos amores los une armoniosamente al considerar a la persona como parte propia. Sin embargo, para conseguirlo, debe hacer frente al reto diario de confrontarse con su manera de ser y actuar; de la misma forma que en la historia hay generosos y destructivos. Por esta razón, apelando a sus posibilidades más generosas, comprende que si se limita a la correspondencia entre ataque y defensa, no saldrá  de la injusticia. En cambio, si se corresponde con el amor de un corazón que busca, decide y agradece, puede elegir el bien en todas las ocasiones. Una llamada alegórica a la reconstrucción del propio establecimiento, a partir del comportamiento clemente en la familia, en el trabajo y en la comunidad. O bien, de día colabora en la regeneración de una sociedad, a menudo, dividida, y de noche cierra la puerta y hace balance, lejos de la superficie. Pues, sorprendentemente, aun sin ser capaz de prometer nada, depende de su voluntad;

la recompensa extraordinaria.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 33 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay.

La experiencia del abandono

La experiencia del abandono provoca gran sufrimiento a cualquier edad. Son momentos en los que cada cual se dispersa por su lado y te dejan solo, al igual que un niño cuando nace llora y los que están a su alrededor ríen. Cronológicamente es un tiempo breve pero, a los entristecidos ojos del sufrimiento, se hace muy largo. Sin embargo, cuando el llanto aparece en la vida, ocasiona una esperanza que no defrauda en el amor. Real como el coraje del enfermo y cierto como la valentía de una madre. Después, si alguno lucha contra la opinión equivocada que tenía de sí mismo puede, con amor, tomar un camino justo. Pero, en todo caso, sin violencia y prohibiciones, con un sí que sea sí y un no que sea no, para no caer en resolución. Entonces, ¿Cómo pueden coexistir la verdad y el error y tener el mismo derecho? Pues, del mismo modo que la luz fuerte de un foco nos impide ver cosas menos iluminadas, en la experiencia cotidiana también hay cosas, pequeñas o grandes, que ciegan la visión. Por lo tanto, si no se puede ver más allá que el propio interés, los bajos deseos combaten contra el alma. Mas, en favor de la plena libertad interior, derrotados los propios placeres con la renuncia, la experiencia del abandono;

ilumina los ojos del corazón.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 11 escrita por Carmen Rafecas.  Imagen de Joel Lacire. Todos los derechos reservados. 

Maduró en pocos años

Maduró en pocos años, despojándose de la maldad, para que la astucia no le alterara su conciencia. Su corazón no era ambicioso, ni sus ojos altaneros. Des de lo profundo del corazón aborreció lo malo y se apegó a lo bueno. Sin tener grandes pretensiones prescindió de sus bienes, moderó sus deseos y se puso al servicio de la gente humilde. Y sin resistirse a la cuenta de los delitos;

con nada más que amor, cumplió la ley entera.

Post escrito por Carmen Rafecas.

Navegaba entre rosas y espinas

Navegaba entre rosas y espinas, combinando fidelidad con justicia y comprensión con confianza. Siendo moderado en todo, mantuvo su palabra en los momentos de exigencia y de prueba. Para entender las razones y sinrazones humanas, utilizó conceptos no-materiales al no residir la libertad en lo material. Y como hombre sabio que intenta encontrar el punto medio;

castigó el mal, e hizo justicia sin violencia.

Post escrito por Carmen Rafecas.