Culture of Peace to drive social change

Tag Archives: Harmony

Criterios de verdad

Criterios de verdad que no buscan predecir el futuro. Más bien, nos ayudan a encontrar la respuesta oportuna al momento histórico. Lo mismo que en sentido figurado, el progreso de la ciudad no está establecido de un modo inalterable. Es decir, su doble perspectiva puede considerarse como ciudad de la creatividad y de la convivencia, pero también como territorio de violencia y de ruina del propio trabajo humano. Aun así, el sentido doble de la perspectiva es el de impulsar las fuerzas del cambio hacia el bien, en oposición al poder de destrucción. De esta forma, la Luz supera las limitaciones de la vista, confinadas como un espejo de manera confusa. Por ello, ningún sufrimiento es vano si se investiga cada cosa y se armoniza con lo que es justo. Entonces, ¿qué hacer con los desengaños? Quizás sería mejor descubrir y estimular las cosas buenas donde todo parece perdido a nuestros ojos. Como una herida que se cierra, o como el alma que se eleva por algo real, aunque suprasensible. Y, con todo, se nos permite construir una historia con ideales y sueños. Se nos devuelve la alegría de ayudar y trabajar con los demás, de hacer el bien, de cambiar algo en este mundo. ¿Será que no es importante dejar volar la imaginación como un niño? Sí que lo es. Aunque, para afrontar los desafíos de la vida, ¿no sería mejor actuar como un adulto? En definitiva, emplear criterios de verdad;

encauzados en una dirección positiva.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 111 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay.

Los actos de reparación

Los actos de reparación desean consolar a los dos Corazones heridos, con injurias e ingratitudes. Son actos que se sitúan en el mundo interior del individuo, en toda su profundidad. Es decir, en particular, forman parte de su construcción, de su cultura. Por ello, es muy significativo que se hagan con todo el deseo del corazón, pero es igual de importante que se difundan a un número siempre más grande de personas. Entonces, no es casual que se hable del corazón de los niños para confiar esta práctica. Igual que, desde esta grandiosa perspectiva, el acorde de la guitarra está en consonancia con un Corazón que palpita de amor por todos los hombres. Por eso, las oraciones se dirigen a eliminar el desprecio y el odio que se oponen a Su entusiasmo. Y ya que él nos enseña a orar, ¿cómo no dirigirnos a él orando? Si bien, a veces ni siquiera hacen falta palabras. Más aún, nos impulsa a expresarnos con un lamento, con un suspiro, con una melodía. Mientras tanto, dejemos que sea él quien nos enseñe, que se haga presente con su luz reparadora para que habite en los corazones de cuántos le suplican. Aunque hay que arrojarse mar adentro, venciendo la oscuridad y la noche. Así, se prueba el gozo de decir a los demás, que nace una nueva cultura que supera y derriba la actual, de la decadencia del ser y de la naturaleza. En suma, los actos de reparación;

suponen el fin de la difusión de los errores en el mundo.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia número 102 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay.

La superación de los límites

La superación de los límites conlleva a la universalidad del amor. No defrauda ni engaña. No explota ni expropia. No guarda rencor ni da resoluciones injustas y, sin embargo, no juzga en base a los artículos de la ley. La superación de los límites encamina los pensamientos a un rincón tranquilo dónde, a través de un amigo, un niño o un colaborador, se manifiesta el amor. Un amor que da sentido a todas las leyes. Sucesos saludables e inesperados que te conceden el deseo que se albergaba en tu corazón. Algo concreto y práctico que se puede hacer realidad hoy mismo, sin necesidad de que se restablezca la paz, frágil y efímera, en el mundo. Por consiguiente, incluso en situaciones turbulentas en que las dificultades violentan contra la paz, si el amor ha sido probado en la tormenta;

restaura la adversidad, en algo hermoso.

Post escrito por Carmen Rafecas.

¿Me lo permites?

¿Me lo permites?. Ven a un sitio tranquilo a descansar un poco. Aminora la marcha para que el tesoro del tiempo pueda revelarte muchos descubrimientos. Pues solo a través de una relación repetida y prolongada, se llega al conocimiento de las cosas, de los hombres y de la naturaleza. Como dos enamorados que viven una experiencia de modo particularmente intenso, evita la multitud para sentirte más cercano al otro. Cuando mires los ojos de un niño, observa un atisbo de azul cielo. Cuando un ser querido te tienda la mano, contempla ponerse el sol plácidamente bajo el horizonte. Y cuando hayas encontrado la paz, siente como otros se valen de tu amor como herramienta de consuelo. No siempre podrás escoger las circunstancias, pero sí decidir cuál será el enfoque de la vida. Piensa en las cosas buenas y no dejes de hacerlo el resto de tus días. Y, puesto que la luz y las tinieblas se excluyen mutuamente;

elige un corazón dócil, para discernir el bien del mal.

Post escrito por Carmen Rafecas.

El pescador

El pescador separaba los peces de la red y las buenas de las malas inspiraciones, para perdonar el delito sin dejar la culpa impune. Hablaba cara a cara, no estaba siempre acusando ni guardaba rencor perpetuo. Como prueba evidente del amor, la paz sobrepaso todos los juicios y cuidó de sus pensamientos. Y de igual modo que la perla más bella del mar no puede verse ni tocarse;

aceptó su hospitalidad, se albergó en su casa y la sintió en su corazón.

Post escrito por Carmen Rafecas.

El protocolo aplicado a la restauración

En el campo de la restauración, el acto por excelencia es el banquete, una comida en la que concurren muchas personas para celebrar un acontecimiento. Sin embargo, en todos los ágapes, incluido el vino de honor, la recepción, el cóctel, el buffet, el desayuno de trabajo, el “coffee break” y el “coffee time”, se debe poner el mismo interés y la misma ilusión, ya que el resultado final tiene que ser un fiel reflejo de las peticiones y deseos de los clientes.

En primer lugar, se debe definir la filosofía de la celebración. Si se trata de una celebración íntima o de carácter público, número de comensales, número de mesas necesarias, si van a acudir autoridades y qué imagen se quiere ofrecer. En función de las respuestas y en base a las características del local, se elegirá el comedor más adecuado. Una vez definido el tipo de convite, se seleccionará el tipo de mesa que se va a utilizar, única o múltiples en función del número de comensales.

Las mesas se alinean siguiendo diferentes criterios, como la arquitectura del local, la orientación a las puertas de servicio o el sistema de servicio que se vaya a realizar. Una vez colocadas, calzadas y forradas, se colocaran las sillas, confortables y con la altura suficiente proporcional a la altura de la mesa. El criterio para la colocación de vajilla, cubertería y cristalería, es el de colocar tan solo aquellos utensilios que van a ser utilizados, en función de los alimentos y bebidas que se vayan a servir.

Hay que tener en cuenta, que la misma importancia que tiene una comida exquisita la tiene la decoración de la sala, cuyo criterio fundamental es que sea elegante, sencilla y funcional. La ornamentación floral no debe entorpecer la visión de los comensales, para la mantelería de día se deben eligir colores muy claros y en las cenas, manteles blancos. Las velas solo se utilizan por la noche y han de ser encendidas en el momento del acceso de los comensales al salón.

Cuando se organiza un banquete, se debe atender al rango del acto y a la figura del anfitrión, por lo que se aplicará o no, el RD 2099/83. La presidencia francesa es el sistema de colocación en las mesas más utilizado, sobretodo en España, para las comidas oficiales y de trabajo. Las presidencias se sitúan en el centro de la mesa y una enfrente de la otra, siendo su ventaja principal la agrupación de los invitados de mayor categoría, sentados sucesivamente a derecha e izquierda de las presidencias.

Al final del banquete, por tradición, es habitual efectuar los discursos. Sin embargo, la tendencia actual es de iniciarlo con los discursos y brindar a continuación. La duración ideal de un discurso varía entre cinco y diez minutos. El brindis, por lo general en Europa y el resto del mundo, tiene lugar al término de la comida. Por último, no debemos olvidar consultar con el cliente si va a ser necesario el uso de podio o atril, y comprobar que el micrófono funcione correctamente antes del inicio del banquete.

Fuente de información:

Cabero Soto, Cristina. Gestión de protocolo.

Post escrito por Carmen Rafecas.

De alma noble

De alma noble no permite la coacción, mas sus actos quedarían corrompidos y sus fronteras sin trascender. En medio de un mundo plural todavía dividido y amenazado, con multiplicidad de conocimientos complementarios, de caminos recorridos y de lenguajes diversos, puede escuchar el entusiasmo colectivo abriendo su corazón a los demás. Argumentaciones, experiencias y revelaciones, y a su vez, una misma verdad;

allí donde reside la paz, que el mundo no puede ofrecer.

Post escrito por Carmen Rafecas.