Una Europa unida

Una Europa unida es un vínculo de unión entre las personas y los pueblos. Es decir, no se pone de parte de uno y en contra de otros. Siendo así, en aquel tiempo, dos guerras mundiales habían dejado miseria en las ciudades y rencor en los corazones. De modo que, Konrad Adenauer, Robert Schuman y Alcide De Gasperi, se propusieron acercar a las naciones, que años antes se habían destruido mutuamente. En consecuencia, tuvieron que vencer mil dificultades. Aunque, con la ayuda de Dios y con el esfuerzo perseverante de los dirigentes, todo se fue solucionando. Por ello, la Unión Europea comparte sus alegrías y pesares, al igual que las necesidades y proyectos. Sobre todo, cuando se tiene fe, amor y fuerza de voluntad. Siendo así, para vencer los problemas, formaron entre todos una comunidad internacional. De suerte que, cada uno de sus miembros recuperó la capacidad para solidarizarse, perdonarse recíprocamente y comenzar de nuevo con un pacto de Amor. Con todo, uno de los problemas graves que hoy sufre la sociedad en varias naciones, es el terrorismo. Por tanto, ante esta realidad, la paz exige nuestro esfuerzo, para que no provoquemos conflictos. Más aún, para que seamos personas conciliadoras, que ayudemos a los demás a vivir en armonía. Por ende, el que busca sinceramente la Paz la encontrará a su lado. Es cuestión de tomar partido con Ella, o contra Ella. A fin de cuentas, una Europa unida;

ante todo y por encima de todo, es un regalo de Dios.

Colección Experiencias de Paz. Foto con historia n. 86 escrita por Carmen Rafecas. Imagen publicada libre de derechos de autor vía pixabay. Debate en facebook y google plus