La capacidad de amar

mosie-levi_la-capacidad-de-amar

La capacidad de amar percibe la voz del corazón más bien que la de la boca. Cierto es que la imaginación, tan inquieta que ni un solo momento está en reposo, le ocasiona alguna infatigable distracción aunque involuntaria. Pero fiel en el amor, combate con valentía el descuido sin siquiera dudar ni diferir. Porque para amar tanto más meritorio es cuanto más difícil, y tanto más difícil es cuanto resulta naturalmente menos agradable. Pues, si se toma la resolución de ser fiel en las pequeñas cosas, lo será también en las grandes. Mas pide, desde ya, que se tantee continuamente su caridad para poner a prueba los sentimientos. Ya que antes de este saber, sólo veía disoluciones, querellas y divisiones, encausadas por una multitud de adversarios. Al presente, nada, en efecto, más evidente, que advertir e instruir la peor corrupción engalanada, con muestras de generosidad dispersas por el mundo. Brotes que crecen en tantos seres humanos que dedican su vida a favor de un mundo amigo, y que hacen que este mundo sea más feliz. Flores puestas en el centro de una gran plaza, que reivindican estimar a todos sin tener en cuenta razas, culturas ni intereses privados. Acción de gracias por la paz y la armonía, que busca diariamente la verdad y permanece a su servicio;

en un mismo amor y un mismo sentir.

Foto con historia número 28 de la colección Experiencias de Paz escrita por Carmen Rafecas. Imagen de Moise Levi. Todos los derechos reservados. Debate en facebook y google plus.