Communication for development in the framework of the Culture of Peace

¿Me lo permites?

¿Me lo permites?. Ven a un sitio tranquilo a descansar un poco. Aminora la marcha para que el tesoro del tiempo pueda revelarte muchos descubrimientos. Pues solo a través de una relación repetida y prolongada, se llega al conocimiento de las cosas, de los hombres y de la naturaleza. Como dos enamorados que viven una experiencia de modo particularmente intenso, evita la multitud para sentirte más cercano al otro. Cuando mires los ojos de un niño, observa un atisbo de azul cielo. Cuando un ser querido te tienda la mano, contempla ponerse el sol plácidamente bajo el horizonte. Y cuando hayas encontrado la paz, siente como otros se valen de tu amor como herramienta de consuelo. No siempre podrás escoger las circunstancias, pero sí decidir cuál será el enfoque de la vida. Piensa en las cosas buenas y no dejes de hacerlo el resto de tus días. Y, puesto que la luz y las tinieblas se excluyen mutuamente;

elige un corazón dócil, para discernir el bien del mal.

Post escrito por Carmen Rafecas.