Crear, cuidar y mantener

Crear, cuidar y mantener la voz de la empresa en los medios sociales, implica: dominar el protocolo Web 2.0, conocer muy bien sus productos y su filosofía , y poseer una fuerte pasión laboral que se transmita en cada mensaje. Un nuevo reto en el que es importante saber reaccionar con rapidez.

Para monitorizar qué se está diciendo de la empresa y responder adecuadamente, se necesita un plan. Con las líneas públicas de comunicación abiertas a través de las redes sociales, las críticas, las alabanzas y la resolución de problemas se realizan de forma totalmente transparente.

Por esta razón, es necesario desenvolverse en las redes sociales con un objetivo definido, en un tono acorde con la cultura de la empresa, y en sintonía con los hábitos de los usuarios. Cualquier actitud de la empresa frente a sus clientes – positiva o negativa – va a tener un impacto consecuente.

Sin embargo, es difícil de medir con exactitud el retorno sobre la inversión en las redes sociales. Para compensar dicha dificultad, se suele medir tres parámetros: el tamaño de la comunidad, el nivel de actividad de la comunidad, y el tráfico cualificado proveniente de los perfiles sociales que se han creado

En definitiva, se trata de una carrera de fondo en la que, primero se invierte mucho tiempo y recursos en escuchar lo que se dice de nuestra empresa, de nuestro sector y de nuestra competencia. Luego, se construye una estrategia de comunicación, y después se pasa a la acción publicando contenidos.

Fuente de información:

Gosende Grela, Javier. Macià Domene, Fernando. Marketing con redes sociales.

Post escrito por Carmen Rafecas.