Communication for development in the framework of the Culture of Peace

La frescura de la vida

La frescura de la vida le exigía pensar sólo en el presente para no correr el riesgo del agotamiento y de la confusión mental. Siendo el olvido presagio de muerte, paradójicamente, era también su condición de vida. Pues disponía libremente de la suya, y, sin embargo, la donaba en favor de los otros. No le atraía ningún deseo de intercambio ni se comunicaba a través de explicaciones teóricas y científicas. Únicamente con un amor sorprendente y misterioso;

siguió confiadamente su camino, sin detenerse a saludar a nadie.

Post escrito por Carmen Rafecas.