La revelación de un misterio

Todos los años pasados estaban presentes en cada etapa de su vida y cada nueva experiencia la unía a su vida anterior para hacer otra de nueva. Pues lo guardaba todo en su corazón y recapacitaba para si de vez en cuando, profundizando cada vez más en todas sus experiencias.

A la par, contaba Él el número de estrellas y las llamaba a cada una por su nombre, aguardando la revelación de un misterio más con hechos que con palabras. Y, mientras la paz y la justicia se amaban en la distancia, una lágrima empapó la tierra para que florecieran juntas y se besaran.

Hasta el día que la luna falte.

Post escrito por Carmen Rafecas.