Culture of Peace to drive social change

Marca personal

Mi marca personal era algo específico que sólo yo podía construir, para hacer visible el valor de mi proyecto frente a otros. Algo extracurricular a mi entendimiento ofuscado que interrumpió disruptivamente mi actividad laboral previa. Visto que, desde el infinito se me citó para que algo en mí me diferenciara de la periferia. El asunto era crear un bien social aplicando el principio de unidad, para experimentar que todos somos iguales, aunque con diferentes funciones. Es decir, por más insignificante que sea la función en sí misma, es la necesaria para ayudar a funcionar otra. Así, descubrí como administrar mis nuevas responsabilidades, examinando en qué parte de la misión me encontraba, para poder continuar funcionando de acuerdo a los designios de la Providencia. Es algo así como poner punto final a la competencia, al obtener conocimiento de para qué sirves y qué tienes que hacer para ser productivo. Esto es lo original en acción, vivir con un propósito de acuerdo a la razón por la que la vida fue creada. En suma, ver sesgadamente la puerta fría y sonreír, aun cuando la visión del mundo no sea la misma al cerrar los ojos.

Carmen Rafecas

13 de noviembre de 2019, Vilafranca del Penedès (Barcelona). España.